Compromiso político para avanzar en herramientas para el desarrollo de la Calidad en Salud

Con el Plan Nacional de Calidad en Salud 2021/2023 en marcha y tras ser convocada para formar parte del Comité Consultivo del Sistema Nacional de Evaluación de la Calidad en Salud (SINECAS), la CIDCAM entrevistó al Secretario de Calidad en Salud Arnaldo Medina y al subsecretario de Calidad, Regulación y Fiscalización Alejandro Costa. Lineamientos operativos y aspectos estratégicos para promover la calidad como política sanitaria.

“Hay un propósito general que es contribuir a la integración del sistema de salud con un piso de acceso a la calidad de toda la población”, sintetizó el Secretario de Calidad en Salud Arnaldo Medina en diálogo con la CIDCAM y se refirió a la implementación del Plan Nacional de Calidad en Salud como una propuesta que “busca una dinámica de abajo hacia arriba, que parta de lo local y desde los los territorios con el objetivo de generar una cultura de calidad de los servicios de salud y no de un marco normativo que indique qué hay que hacer”.

Con la premisa de “movilizar y motivar” Medina subrayó que se trata de “implementar un marco adecuado con muchas herramientas reconociendo la calidad para que sean los propios trabajadores y trabajadoras de la salud los que la promuevan”.

Arnaldo Medina, Secretario de Calidad en Salud

Estrategias

Para llevar a cabo el Plan se establecieron cuatro lineamientos estratégicos:

1-Fortalecer la Rectoría y la Gobernanza en calidad y seguridad de pacientes para disminuir las inequidades en el sistema de salud.

2-Implementar procesos permanentes para mejorar la Calidad de la atención de salud con enfoque de derechos, centrada en las personas, las familias y las comunidades.

3-Implementar procesos permanentes que promuevan la Seguridad de los Pacientes en la atención de la salud.

4-Establecer estrategias para el equipo de salud que promuevan la Calidad y la Seguridad en la gestión del trabajo, la formación y la educación permanente en salud y la protección de la salud de trabajadores y trabajadoras.

“Cuando hablamos de la rectoría del sistema tiene que ver con generar espacios asesores del Ministerio de Salud, espacios de acuerdos y consensos con todos los organismos que tienen que ver con la prestación de los servicios de salud”, señaló el Secretario de Calidad y subrayó que para complementar la articulación en la promoción de la gobernanza se creó la Red Federal Nacional de Calidad conformada por las provincias que establecen nodos. “con un lugar de responsabilidad para promover el plan desde un punto focal; a su vez dentro de cada una se establecen nodos de calidad con hospitales públicos, clínicas privadas, federaciones y establecimientos en particular”.

En referencia al eje de garantía de calidad y derecho de las personas “tiene que ver con todo lo que implica elevar la opinión de los usuarios del sistema”, explicó Medina y resaltó que abarca “la seguridad del paciente”. Asimismo, subrayó que avanzar en la evaluación de la calidad “es promover la acreditación y certificación de procesos de calidad”. Finalmente, en cuanto al talento humano el funcionario resaltó que el objetivo es “promover el cuidado de los trabajadores de la salud y la capacitación y entrenamiento, con herramientas disponibles para poder desarrollarse en la mejora de la calidad”.

¿Cuál será el impacto a corto plazo? “Esto ya está en marcha” advirtió y agregó que “se está promoviendo la evaluación de la calidad en forma amplia desde la autoevaluación, los primeros pasos para la acreditación de la calidad”. Medina adelantó además que en este sentido “se ha acordado el primer paso de la acreditación con las entidades evaluadoras”. Hasta ahora el proceso comenzó con los hospitales públicos nacionales “porque deben ser los primeros en aplicar las políticas públicas de salud”. En tanto, ya hay varias provincias que están avanzando en autoevaluación en hospitales provinciales que tienen su nodo de calidad en relación a la seguridad del paciente.

“Estamos trabajando con los financiadores y algunos ya están comenzando a aplicar medidas para reconocer a aquellas entidades acreditadas, tanto clínicas como hospitales. Se trata de un arancel diferencial, algo importante para estimular el camino hacia la Calidad”, agregó.

Finalmente, Arnaldo Medina se refirió al costo de la No Calidad: “Trabajar en calidad, en contra de lo que se piensa, es menos costoso. Si bien hay que hacer inversiones, implica reducir costos que se producen por no trabajar en calidad, como ejemplo claro podemos mencionar las infecciones hospitalarias”.

Integrar y operativizar

El Subsecretario de Calidad, Regulación y Fiscalización Alejandro Costa también en diálogo con la CIDCAM hizo hincapié en la importancia de la rectoría y la gobernanza tanto de la calidad como de la seguridad del paciente, que se operativizó con la conformación de la primera reunión del Consejo Nacional Asesor de la Calidad y con la conformación de la Red Federal. “La creación de este consejo es el espacio técnico político de asesoramiento, análisis y evaluación que nos va a permitir detectar las necesidades para llevar adelante una política relacionada con la calidad” resumió Costa y explicó que el eje se basa en la integración y en la búsqueda de acuerdos. “Queremos que todas las instituciones públicas, de la seguridad social y privadas tengan un referente capacitado que coordine las acciones de calidad”, sostuvo.

Alejandro Costa, Subsecretario de Calidad, Regulación y Fiscalización

En referencia al Consejo Consultivo que integra la CIDCAM, Costa señaló que “es un espacio de labor y gobernanza y el objetivo es poner en valor la implementación de procesos permanentes de mejora de la calidad”. En consonancia con la segunda línea estratégica “a partir de la promoción de la estandarización de procesos asistenciales la idea es desarrollar y adaptar guías de práctica clínica”.

“Estamos fomentando la autoevaluación de buenas prácticas en instituciones de la salud, una herramienta protocolizada y aprobada por Resolución con 60 indicadores en diversas áreas de gestión -como Retutorías Humanos, Calidad y Seguridad del Paciente, imprescindibles, necesarios y recomendables” sostuvo y adelantó que las instituciones que cumplan con estos criterios “podrán ser categorizadas como establecimiento de salud comprometido con la calidad”. Hasta ahora son cuatro los hospitales nacionales que han recibido esta categorización: “Un faro para todo el sistema público y privado”, enfatizó.

Asimismo, y con el paciente en el centro, el Plan avanza en el desarrollo de encuestas de percepción por parte de la comunidad “para tener una encuesta base de calidad que pueda ser sumada de manera voluntaria y anónima”, dijo Costa y explicó que el objetivo es que cada persona pueda reportar qué calidad de atención ha recibido; si es buena o si es mejorable, desde el trato al tratamiento, de lo edilicio a los procesos asistenciales.

Seguridad del paciente

Para llevar a cabo el lineamiento de seguridad del paciente Costa sostuvo que se trabaja en lacertificación de los Comités de Infecciones Asociadas al Cuidado de la Salud (IACS) en los establecimientos sanitarios. “Creemos que parte de los grandes temas a mejorar en la seguridad del paciente es éste, porque además en un contexto de pandemia está en el centro de la escena asistencial” dijo y agregó: “queremos que la asistencia sea segura y se reduzcan las IACS”.

“Con una mirada más amplia” Costa señaló que desarrollaron una herramienta de seguridad de los pacientes en ambientes sanitarios, “que aborda estándares como el uso adecuado de medicamentos, evalúa prácticas que hacen segura una cirugía o que hacen correcta la identificación del paciente, evalúa prácticas para el abordaje de eventos adversos y pone en consideración el rol del paciente en su seguridad”. “La idea es que sea altamente participativa por parte de ellos”, agregó..

En esta línea, está previsto el desarrollo del Registro Nacional de Eventos Adversos, un sistema de notificación que permita tener una conducta de mejora, se denuncie el evento adverso “pero no sea de índole punitivo sino para que se puedan encarar procesos de mejoras”, dijo Costa y adelantó que están desarrollando un Manual de Mejora de Seguridad del Paciente, “un plan con recomendaciones para apoyar las iniciativas que vayan en esta línea.”

Acreditar Calidad

“Queremos acreditar calidad institucional además de la certificación de procesos permanentes de calidad” adelantó el funcionario y sostuvo que “nuestra búsqueda es trabajar con los hospitales nacionales y universitarios, los municipales, los de PAMI, de las obras sociales y los privados”. En este sentido “el Consejo Asesor y el Consejo Consultivo son partícipes de la construcción de las herramientas que nos permitan una mejora en la calidad”.

El camino de la Calidad también está previsto en los centros de Atención Primaria de la Salud y en todos los casos, la estrategia está puesta en el cuidado de los trabajadores y trabajadoras de la salud. “Estamos trabajando en tutorías autoadministrados de calidad y seguridad del paciente por plataforma tutorizada así como también con temas como la valoración y prácticas clínicas” explicó el subsecretario y señaló que está en marcha un manual del derecho del paciente orientado al equipo de salud. “Buscamos que se reserven, cuiden y protejan derechos humanos y bioética, el derecho al trato digno y respetuoso, la protección de datos personales, la voluntad del paciente a una muerte digna y al acceso a la historia clínica” resaltó y sintetizó el objetivo: “Trabajar en Calidad centrada en el paciente y la seguridad de los trabajadores”.

El Plan de Calidad que viene trabajando en la construcción de herramientas de apoyo y mejora “parte de un compromiso político para que se genere una base desde donde se siga construyendo la Calidad”, resumió Costa y advirtió que “la calidad es un proceso de mejora permanente, progresivo y escalonado”. “Vamos a buscar que todas las instituciones estén inmersas en procesos de calidad” concluyó.