Segundo encuentro Redes y Calidad: Dr. Claudio Ortiz afirma que la Calidad y la Seguridad son procesos continuos que hay que sostener en el tiempo

Organizado por la CIDCAM se llevó a cabo el segundo encuentro sobre Redes y Calidad, a cargo del Dr. Claudio Ortiz, subsecretario de Calidad, Regulación y Fiscalización del Ministerio de Salud de la Nación, quien se refirió al alcance del Plan Nacional de Calidad en Salud 2021-2024 y explicó el rol de las organizaciones como la CIDCAM para alcanzar el objetivo de trabajar en calidad para la seguridad tanto de los pacientes como de los trabajadores de la salud. Ortiz detalló las políticas públicas que se están desarrollando a nivel nacional y destacó que “es la primera vez que la Calidad adquiere con su nombre un espacio importante dentro de la estructura ministerial, bajo la Secretaría de Calidad a cargo de Alejandro Collia y con una dirección nacional desde donde se despliega el Plan”.

Claudio Ortiz recordó que “en 2020 nos tocó iniciar la gestión con la pandemia” y una de las primeras tareas estuvieron relacionadas con protocolos vinculados al Covid-19, acciones que se validaban desde la secretaría de Calidad. “Pero además empezamos a desarrollar el Plan Nacional, junto a la Organización Panamericana de la Salud que nos brindó su apoyo técnico”, señaló.

El Plan se elaboró en base a la Estrategia y Plan de Acción para Mejorar la Calidad de la Atención en la Prestación de Servicios de Salud 2020-2025 y se constituyó como un instrumento ordenador de las acciones de calidad y seguridad del Ministerio de Salud de la Nación. “Esto implica un cambio de paradigma en el abordaje de la atención sanitaria, con foco en las personas y los trabajadores del equipo de salud y para el conjunto del sistema de salud. El Plan fue aprobado por la Ministra Carla Vizotti en septiembre de 2021 . Una de las ventajas es que es simple, solo cuatro líneas estratégicas”, sostuvo Ortiz.

Detalles del Plan Nacional de Calidad

El Plan Nacional de Calidad en Salud 2021-2024 está diagramado en base a cuatro líneas estratégicas:

Línea 1: Fortalecer la Rectoría y la Gobernanza en calidad y seguridad de pacientes para disminuir las inequidades en el sistema de salud. “Las inequidades centradas en la calidad se diferencian en función de en qué lugar del sistema de salud ingresan las personas, la rectoría permite trabajar en reducir estas inequidades”, subrayó Ortiz.

En esta línea se crea el Consejo Nacional Asesor de la Calidad que ya tuvo su primera reunión en octubre de 2021 con representación de entidades del sistema de salud -donde participó activamente la CIDCAM– con la idea de que puedan asesorar en las grandes líneas al Ministerio. Se trata de un espacio de integración para la coordinación e implementación de las políticas del Plan Nacional de Calidad. “El objetivo es impactar desde el conjunto del sistema”.

Por otra parte, desde aquí se impulsa el desarrollo de la Red Federal de Calidad, con reuniones y actividades comunes para lo que se constituyeron nodos en 23 provincias y 11 hospitales nacionales con el objetivo de jerarquizar los espacios de calidad en las estructuras internas provinciales. La tercera acción en esta primera línea estratégica “es sumamente interesante y esperamos darle volumen” es el SINECAS -Sistema Nacional de Evaluación de la Calidad en Salud- creado por resolución ministerial “que pretende generar un registro de entidades que se dedican en los diferentes ámbitos, tanto a certificar como a evaluar proceso de calidad, y permitirle al ministerio tener rectoría, validar los  manuales, trabajar con el ministerio de desarrollo productivo”.

Línea 2. Implementar procesos permanentes para mejorar la Calidad de la atención de salud con enfoque de derechos centrada en las personas, las familias y las comunidades. Aquí hay tres líneas de acción, tal como lo resumió el Dr. Ortiz: promover la estandarización de procesos asistenciales, propiciar la aplicación de autoevaluación sobre buenas prácticas en establecimientos de salud, y por último desarrollar e implementar encuestas nacionales de percepción y satisfacción.

“El equipo técnico lidera el desarrollo de guías y herramientas para estandarización de procesos de calidad y disminuir la variabilidad, capacitar a los equipos de atención en las líneas de cuidado y seguir con los procesos validados científicamente y que tienen en cuenta la opinión de pacientes en cuanto a realizar procesos diagnósticos y terapéuticos acordados para tener mayor adherencia a diagnósticos y tratamientos”.

En este punto, el desafío es que la estandarización se implemente efectivamente “y para eso se desarrolló un proceso de implementación de guías de prácticas clínicas con dos representantes de cada una de las jurisdicciones, trabajando en terreno y desarrollando protocolos, con adaptación al contexto de las organizaciones” explicó Ortiz y agregó que “también desarrollamos el instrumento “Buenas prácticas para la mejora de la Calidad en los servicios de salud”, una línea de base sobre Requisitos de Buenas Prácticas pra el Funcionamiento de los Servicios de Salud, aquellos que realizan acciones de promoción, protección, mantenimiento y recuperación de la salud, basado en la mejora de la calidad, la humanización de la atención y su gestión. 

Línea 3. Implementar procesos permanentes que promuevan la Seguridad de los Pacientes en la atención de la salud, basado en tres acciones: promover la Certificación de los Comités de control de infecciones asociados al cuidado de la salud, propiciar la aplicación de la herramienta para evaluar la seguridad de pacientes en el ámbito sanitario y fomentar acciones de mejora de la seguridad de pacientes y registro de eventos adversos. “Para acompañar la evaluación de buenas prácticas hemos generado un Manual de Mejora de la Seguridad con recomendaciones y estrategias, y un Registro de Eventos Adversos con el objetivo de implementar una herramienta para la documentación del diagnóstico basal y estrategias implementadas a partir del manual”, refirió Ortiz. Y agregó: “Aquellos que hayan hecho la autoevaluación, este manual recorre nueve puntos y genera una ayuda a los equipos de salud a generar su plan de mejora”. 

Línea 4. Establecer estrategias para el equipo de salud que promuevan la calidad y la seguridad en la gestión del trabajo, la formación y la educación permanente en salud y la protección de la salud de los trabajadores y trabajadoras, cuyas líneas de acción se orientan a afianzar el Plan Nacional de Cuidados de Trabajadores y Trabajadoras, promover los tutorías nacionales de Calidad y Seguridad de Pacientes y la estandarización de procesos y finalmente, propiciar y difundir el Manual de Derechos de Pacientes para equipos de salud.

“Estamos trabajando para seguir mejorando las condiciones laborales de las y los trabajadores porque sabemos que tiene mucho que ver con la calidad y la seguridad de las personas”. Tenemos una gran oferta de capacitación dentro de la plataforma virtual en salud, tutorías que se desarrollan durante todo el año, algunos autoadministrados, para el conjunto del sistema de salud”, adelantó e invitó a inscribirse para poder contar con cada vez  más herramientas para seguir creciendo en torno a la Calidad y la seguridad.

“El escenario presente requiere transitar un camino hacia la excelencia a través de un proceso complejo de profunda transformación, con rectoría y gobernanza del Ministerio de Salud y competencia de los equipos de salud dispuestos a centrar la atención en las personas, las familias y las comunidades, para sostener la calidad y la seguridad”, concluyó el funcionario.

Programa FESCAS: fortalecer la Calidad y la Seguridad

Claudio Ortiz se refirió al FESCAS -Programa de Fortalecimiento de los Equipos de Salud para la Calidad y la Seguridad- y su articulación con entidades como la CIDCAM

En este sentido, sostuvo que se trata de “un nuevo programa que comenzó este año y es una continuidad de lo que las  organizaciones privadas conocen como el REPRO II, un programa de incentivos hacia los trabajadores de distintas organizaciones. que atravesaron dificultades económicas”. A partir de ahora, el FESCAS incorpora además de los indicadores relacionados con temas económicos, cuestiones vinculadas a la calidad y la seguridad del paciente. “El FESCAS le va a pedir a los prestadores que los establecimientos que se incorporen figuren con todos los datos y a la vez se comprometen a tener un referente de Calidad, para luego dar comienzo a un proceso donde aplica la autoevaluación de buenas prácticas y sus trabajadores se incorporan a su vez,  a un tutoría específico para este programa”, resumió Ortiz y detalló que “al final del proceso se propone el desarrollo de encuestas a pacientes ambulatorios y de internación”. “Todas las instituciones que están trabajando en Calidad pueden acompañar a sus asociados para poder cumplir con los indicadores y continuar recibiendo el incentivo económico del programa”, añadió.

Ortiz insistió en que “hay muchos caminos para iniciar la certificación en Calidad” y resaltó que “en esto la CIDCAM tiene mucha experiencia”. El funcionario agregó que el objetivo tanto del Plan como del FESCAS es acompañar desde el Ministerio ofreciendo herramientas de autoevaluación “como un proceso básico para poder ordenar la referencia en las cuatro dimensiones, formar sus comités de Calidad y aprender con las capacitaciones” y añadió que “puede ser un comienzo para promover la calidad” y luego, en función de ese desarrollo, certificar procesos específicos con las entidades especializadas. “Nosotros nos estamos sumando al rol rector del Ministerio con el objetivo de promover la Calidad. La Calidad y la Seguridad son procesos que no terminan nunca, una vez obtenida la acreditación hay que sostenerla en el tiempo y por lo tanto es un proceso continuo”, concluyó.

Un solo camino

“Llevamos más de 20 años de trabajo en la CIDCAM y tenemos muy presente nuestras dificultades y aciertos”, sostuvo su presidente Pablo Binaghi y adelantó que “los desafíos que se nos plantean son muchos”. “Sabemos que este Plan Nacional de Calidad es ambicioso y nos sumamos para colaborar porque entendemos que la gobernanza del Ministerio de Salud de la Nación, con este nivel de trabajo y planificación, hace que sea un Plan operativo con la intención de llegar hasta la base del sistema”.

Binaghi también refirió que “la articulación entre el sector público y privado es un desafío y por eso es necesario tener un mensaje claro para las organizaciones. que genuinamente quieren trabajar en calidad y para que esto les redunde en un beneficio organizacional y en su estructura económico-financiera”.

“Se trata de distintas puertas de entrada para un mismo objetivo, para que podamos ir juntos hacia un  mismo lugar, que es la Calidad”, sintetizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *